Cabeza Frenológica diseño 1845 Mariano Cubí

205,00 €
Referencia: 090960630

En 1845 La Cartuja de Sevilla patentó el diseño de esta maravillosa cabeza frenológica de 36,5 cm de alto por 18 cm de ancho, inspirada en las investigaciones de Mariano Cubí y su teoría sobre las 43 facultades humanas repartidas en distintas partes del cerebro. Hoy muchos profesionales la exhiben como valioso objeto de decoración en sus despachos profesionales de medicina, estudios de arte, barberías, etc. ¿A qué esperas para hacerte con la tuya?

Cantidad
Bajo pedido
Consultar plazo de entrega.

Descripción

La frenología

La frenología fue una ciencia de moda en el XIX que estudió la relación espíritu-materia a través de distintas regiones del cerebro. Aunque posteriormente esta corriente de pensamiento científico quedó reducida a pseudo-ciencia, de su estudio hemos heredado algunas referencias estéticas importantes en interiorismo y al diseño. La Cartuja de Sevilla plasmó el pensamiento de esta época con esta cabeza frenológica patentada en 1845.

El creador de este pensamiento fue el filósofo alemán Franz Joseph Gall. Para Gall, cada facultad mental e incluso los rasgos del carácter y personalidad, radicarían en zonas específicas del cerebro que se podrían llegar a valorar a través de la forma o dimensiones del cráneo. Su máximo exponente en España fue Mariano Cubí y Soler (1801-1875) quien nos legó de ella diversas referencias estéticas.

Mariano Cubí viajó por México, Estados Unidos y Cuba, donde fundó la Revista Bimestre Cubana (1831) y donde fue cofundador de diversas escuelas. Mariano Cubí decidió dedicarse al estudio de la frenología cuando cayó en sus manos un libro del filósofo Combe en 1828. Defensor a ultranza de esta corriente científica, en 1844 Cubí presenta a la comunidad científica su estudio sobre el diseño de una cabeza en el que señala cuarenta y tres facultades divididas en tres partes del cerebro:

  • la superior o moral,
  • la inferior o animal
  • y la anterior o intelectual.

La Cabeza frenológica de La Cartuja de Sevilla

La doctrina frenológica de Cubí se plasmó en una cabeza realizada en cerámica en la Fábrica de Loza de La Cartuja de Sevilla, patentada en 1845. 

El busto de 36,5 cm de alto, es una pieza original de deliciosa factura que se ha convertido en un valioso adorno que centra la atención en despachos profesionales de medicina, estudios de arte, barberías,… y se sigue fabricando en la actualidad como icono estético de una era de la medicina, testimonio de aquellos pensadores que se esforzaban por comprender los misterios del  comportamiento humano.

También te puede interesar

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar O Restablecer la contraseña