Curiosidades

Los tres puntos.

Los famosos tres puntos que pueden distinguirse a veces en la parte trasera de las piezas de LA CARTUJA DE SEVILLA son un sistema de apoyatura para la introducción del producto en el horno.

De origen inglés, permite que, al estar suspendido en tres puntos y no en toda la base del plato, el barniz proteja la práctica totalidad de la superficie del producto dándole mayor durabilidad al esmaltado y por tanto a las piezas.

Por eso puede apreciarse que en determinadas piezas de su vajilla aparecen tres puntos en la parte trasera; se trata, por tanto, de un sello característico del proceso de producción basado en la calidad y en la artesanía de LA CARTUJA DE SEVILLA.

Las asas de nuestras tazas

Otro detalle artesanal que garantiza la unicidad de las piezas de LA CARTUJA DE SEVILLA es el pegado artesanal de las asas de nuestras tazas. Todas y cada una de ellas se pegan y repasan a mano.

Las visitas reales.

La relación de LA CARTUJA DE SEVILLA con la realeza no ha sido solo como mero proveedor.

Desde 1.862 la fábrica ha merecido los honores de varias visitas regias. Comenzando con la visita de la reina Isabel II; en 1873 lo haría Alfonso XII, la regente Mª Cristina en 1.892 y Alfonso XIII en 1.904.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 v