Valores de la Marca

La aristocracia

LA CARTUJA DE SEVILLA alcanzó una gran notoriedad desde su nacimiento y lució sobre las mesas de numerosas familias aristocráticas europeas. Se volvió un referente mundial en el sector de la cerámica, y pasó a ser proveedora de la Casa Real de España en 1871.

El viaje

La identidad y los productos de LA CARTUJA DE SEVILLA se vinculan con las nociones de viaje y exotismo. Símbolo de tradición comercial marítima y de la  Nobilísima Orden de Jarretera, utilizado tanto en las lozas como en las porcelanas europeas, el ancla es muy representativo e inseparable de la idea de apertura al mundo.

La excelencia

Por tradición y fidelidad a su pasado de marca relacionada con la nobleza y los consumidores más exigentes, LA CARTUJA DE SEVILLA mantiene un nivel muy alto de exigencia en lo que se refiere a su multitud de estándares de fabricación y a su compromiso de calidad con el cliente.

Valores de la Marca